Archivo por meses: abril 2013

¿Qué frutas es menos recomendable comer por la noche?
La cena es normalmente la última comida del día y después de ésta solemos relajarnos, por lo que nuestra actividad física después de la cena es muy baja. Por este motivo, debemos tener en cuenta la cantidad de azúcar que contiene la fruta que vamos a comer.
Es recomendable elegir frutas con un bajo contenido en fructosa (azúcar propio de la fruta); por lo que es preferible escoger frutas del grupo de los cítricos, ya que tienen como característica el tener un menor índice glucémico (término, próximamente publicado en «Diccionario de la nutrición», futura sección de Inside My Food). Ejemplos de frutas cítricas son la naranja, la mandarina, las fresas, la piña o el kiwi. Asimismo, si consumimos las frutas con la piel, es decir, sin pelarlas, ingerimos una mayor cantidad de fibra, y la fructosa es absorbida de forma más lenta.
Por otro lado, por la noche es aconsejable reducir el consumo de frutas con un mayor contenido en azúcar, como las uvas, los higos, el plátano o las frutas exóticas, como el mango.
Finalmente, comentar que aquellas personas que sufren de reflujo gastroesofágico o ardor de estómago es preferible que no abusen de los cítricos por la noche, ya que al ser alimentos ácidos pueden producir o agravar esta molestia.